Pabellón Jay Pritzker (Millenium Park)
(0.0) / Comentarios (0)

Pabellón Jay Pritzker (Millenium Park)

añadido por Monica Viñas
Localización
Chicago, Estados Unidos
Arquitectos
Frank O. Gehry
Año construcción
1999 - 2004
Tipología
Cultural
Dirección
N Michigan Ave, 55
Descripción

El Pabellón de conciertos Jay Pritzer se encuentra en el Millenium Park, o Parque del Milenio, una obra realizada por el arquitecto canadiense Frank Owen Gehry, entre 1999 y el año 2004, inaugurada junto con diversas obras de interés tales como la escultura en forma de nube Cloud Gate de Anish Kapoor, la Crown Fountain del artista catalán Jaume Plensa o el jardín de Lurie de Kathryn Gustafson, Piet Oudolf y Robert Israel.  Su nombre proviene de uno de los miembros de la familia Pritzker, Jay Pritzker, empresario que vivía en Chicago y que falleció en el año 1999. La familia hizo un gran donativo para poder engrandecer el proyecto original de SOM, por lo que el nuevo encargo lo tuvo el Premio Priztker de 1989 Frank Gehry.

El Jay Pritzker Pavilion, Pritzker Music Pavilion o el también conocido por Pritzker Pavilion es un cascarón diseñado para poder albergar conciertos al aire libre en el Loop de Chicago. Festivales gratuitos de música clásica tales como el Grant Park Musical Festival o el Grant Park Symphony Orchestra and Chorus tienen lugar en este escenario cada año. Además, muchos otros eventos tienen lugar en este pabellón, desde conciertos de música de todo tipo hasta sesiones multitudinarias de Yoga.  

El Pabellón se encuentra en la cara sur de la calle Randolph, conocida por albergar algunos de los rascacielos más elevados del mundo.

 Con capacidad para albergar a 11.000 personas, 4.000 de las cuales pueden estar sentadas en sus asientos fijos, se trata de uno de los escenarios al aire libre más grandes del mundo. La parte del escenario queda recubierta con placas de acero inoxidable pulido, material empleado también en la construcción del Guggenheim de Bilbao.  La forma de esta carcasa trata de reflectar el sonido de una manera lo más óptima posible. Está construido sobre el Teatro Harris de Música y Danza, el único teatro cerrado que tiene el parque con quien comparte el backstage. La construcción del Pabellón se vio inmersa en polémicas. Se tuvo que definir como obra de arte para poder incumplir la normativa urbanística sobre alturas que se requería en el parque.

A pesar de las críticas, el Pabellón ha recibido numerosos premios, entre otros un importante reconocimiento por su accesibilidad, y también ha sido alabado por los críticos.

 

  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Facebook
  • Compartir por email
  • compartir
Comentarios Comentarios: